El ministro de Justicia ha mostrado interés por los problemas de despoblación y la situación de los trabajos que se están realizando desde esta Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa que han constituido las organizaciones empresariales de Cuenca, Teruel y Soria.

Rafael Catalá ha recibido información de primera mano de los representantes de la Red SSPA en una reunión mantenida en el ministerio de Justicia en el que los representantes de las organizaciones empresariales de Cuenca, Soria y Teruel le señalaron la necesidad de tomar medidas contra la despoblación.

El ministro de Justicia ha escuchado los argumentos y también los trabajos realizados por CEOE CEPYME Cuenca, FOES  y CEOE Teruel dentro de esta Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa con el fin de buscar aliados que les permitan contar con proyectos y programas dentro del Acuerdo de Asociación 2020-2026, destacando que esta red se limita a sus provincias porque son las únicas que reconoce la estadística oficial de la Unión Europea con la consideración de zonas escasamente pobladas.

A la reunión han asistido, en representación de la Red SSPA (siglas de su denominación en inglés, Southern Sparsely Populated Areas),  Abraham Sarrión, presidente de la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE CEPYME Cuenca)Carlos Torre, presidente de la Confederación Empresarial Turolense (CEOE Teruel) y Víctor Mateo, vicepresidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES).

Los presidentes explicaron que esta Red SSPA es una figura homóloga a otras organizaciones que trabajan hace tiempo en los países del norte de Europa, y que tiene como objetivo conseguir que en 2020 exista una política europea distinta para estas regiones escasamente pobladas.

Rafael Catalá indicó que había escuchado los trabajos de las organizaciones de Cuenca, Soria y Teruel y “lo que pretendemos es coordinar los esfuerzos del gobierno de España y del resto las administraciones públicas, administraciones locales, Diputación Provincial, también los gobiernos autonómicos para abrir la Unión Europea y hacer la declaración de zonas Escasamente Pobladas lo que permitirá la atracción de fondos, la atracción de proyectos y la consecución de unos objetivos que en el caso concreto de Cuenca deben promover proyectos empresariales, proyectos económicos”.

El presidente de CEOE CEPYME Cuenca, Abraham Sarrión, destacó que esta reunión “es un paso importante poder estar con Rafael Catalá para contarle con los presidentes de Soria y Teruel en qué situación se encuentra la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Surr de Europa, que presentamos a finales de 2016 y que estamos trabajando en Bruselas con el fin de conseguir adhesiones a este proyecto y a partir de ahí intentar conseguir los objetivos de la agenda 2020-2026”.

El presidente de CEOE Teruel, Carlos Torre, apuntó que “queremos agradecer al Diputado por Cuenca que nos quisiera atender para poderle transmitir la problemática de la SSPA, que es un lobby que acabamos de constituir y le hemos visto muy receptivo para atender nuestras demandas”.

Por su parte, el presidente de FOES, destacaba que “hemos puesto en oídos del Congreso nuestra problemática, qué es importante porque de esto esperamos un espaldarazo por parte del Gobierno, más allá de las administraciones regionales, creemos que el Gobierno debe ser un actor fundamental en esta cuestión y en Europa, sin ayuda del Gobierno, no podemos llevar a fin lo que perseguimos”.

Con anterioridad a esta reunión, los responsables de este lobby ya han venido trabajando en contra de la despoblación con acciones que les han llevado a exponer la gravedad de este contexto ante los principales responsables europeos competentes en la materia, reclamando no tanto una mayor asignación de fondos como que estos se apliquen íntegramente a aquellas actividades que sí han demostrado su capacidad de dar la vuelta al proceso de declive económico y demográfico que se extiende por Teruel, Soria y Cuenca -las zonas más extremadamente despobladas del Sur de Europa- y también por muchos otros territorios europeos.

El modelo a seguir es el que se ha puesto en marcha en las regiones del norte de Suecia y Finlandia y, especialmente, en las Tierras Altas e Islas de Escocia (Highlands and Islands), donde con un enfoque y prácticas adecuadas han conseguido invertir un largo proceso de despoblación y abandono económico, aumentando la población, rejuveneciéndola y convirtiéndose en una de las regiones más innovadoras y dinámicas de la Unión Europea.

El problema de la despoblación no es nuevo, ni tampoco exclusivo de estas tres provincias españolas, pero la mayor gravedad y necesidad de tomar medidas urgentes para Teruel, Soria y Cuenca queda sobradamente reconocida en diferentes documentos, entre los que cabe citar el informe GEOSPECS que emana de una petición de la propia Comisión Europea; el Acuerdo de Asociación entre España y la Unión Europea 2014-2020; el Programa Operativo del FEDER de Aragón 2014-2020 y los acuerdos y pronunciamientos de instituciones como el Congreso de los Diputados, el Senado de España, los parlamentos de Aragón, Castilla y León y Castilla-la Mancha o las Diputaciones Provinciales de Teruel, Soria y Cuenca.