La Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) ha viajado a Bruselas para mantener varias reuniones con los responsables de las políticas regionales de las instituciones europeas. En concreto han asistido Carlos Torre, Presidente de CEOE Teruel en representación de los socios fundadores de la SSPA junto a la coordinadora de la red, Sara Bianchi y Aris Tasios, representante del gobierno de la región de Euritania (Grecia).

Durante la jornada de ayer, los miembros de la SSPA mantuvieron una primera reunión con Jan Mikolaj Dzieciolowski, miembro del Gabinete de la Comisaria Europea para la política Regional, Corina Cretu. A él le transmitieron las conclusiones del proyecto de Escocia y las propuestas de la SSPA, que apoya además el planteamiento contra la despoblación rural de los eurodiputados Iraxte García y Florent Marcellesi. La SSPA solicita la necesidad de fondos directos para las zonas con densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado y la creación de una agencia de desarrollo territorial que coordine las acciones contra la despoblación.

Estas mismas premisas también fueron trasladadas a la representante de Croacia ante la Unión Europea, Daniela Tomaševi? Dena?i?, con quien mantuvieron otro encuentro.

En palabras del presidente de CEOE Teruel, Carlos Torre, “estamos satisfechos con estas reuniones en las instituciones europeas porque nos han dejado claro que, de una manera u otra, van a tener presentes nuestras reivindicaciones en las propuestas sobre políticas regionales de la Comisión Europea para los estados miembros”.

SSPA BRUSELAS ARAGÓN

Además de estas citas, la SSPA también se reunió con representantes españoles en la Unión Europea como Carlos Gómez, responsable de la oficina de Aragón en Bruselas y con dos miembros de la representación permanente española ante la Unión Europea, Encarna Rodríguez y María Yolanda Ortiz. A todos ellos, además de lo anterior, se les entregó la propuesta de la SSPA para España en la que se proponen acciones concretas en diversas áreas: en el entorno institucional y de financiación, medidas fiscales y legislativas, empresariales, de infraestructuras y culturales.

Además, también han presentado los aspectos a tener en cuenta para un desarrollo rural diversificado como la necesidad de un sistema de financiación que responda a las necesidades del territorio. Según Torre, “no sólo en la parte pública sino también en el sector privado, es decir, con el apoyo a las entidades financieras conectadas al territorio como es el caso de las cajas rurales”.