Para la Red de Zonas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) “en este año que termina se ha afianzado la lucha contra la despoblación como un tema principal en las agendas del Gobierno de España y de la Unión Europea “, asegura Sara Bianchi la Coordinadora de esta red que agrupa a los territorios más escasamente poblados del sur de la UE (Cuenca, Teruel y Soria en España, Euritania en Grecia y Licka-Senj en Croacia), formada por las Organizaciones Empresariales y Grupos Leader de Cuenca, Soria y Teruel.

“En España hasta ahora no se afrontaba este gran problema, no se tenían datos concretos de la desigualdad con la que vive el medio rural, se estaban dando palos de ciego sin un análisis de la situación, y no se sabía como solucionar este problema o si era posible afrontarlo”, ha añadido Bianchi.

La Red SSPA ha trabajado para que se pueda avanzar con paso firme e influyendo en las diferentes administraciones para que se deje de ignorar este gran problema de Europa y en mayor medida de España. A través de estudios desarrollados SSPA ha analizado en detalle la situación actual, y ha planteado una estrategia concreta basándose en un modelo que ha tenido éxito en otras zonas despobladas como son las Islas de Escocia.  “Ahora estamos viendo hacia donde se tiene que ir, creando una estrategia efectiva, implantando medidas fiscales, priorizando que el acceso a Internet con calidad llegue a todo el medio rural, así como la importancia de la creación infraestructuras y vías de comunicación que aporten competitividad a las empresas en el medio rural para crear empleo. En definitiva: dejar de hablar de la España vacía y ver la despoblación y las zonas rurales como oportunidades, centrando el problema en demandar una igualdad de oportunidades que permita desarrollo y futuro a los pueblos”, asegura Bianchi.

En Europa también ha sido un año muy importante. Los planteamientos de la Red SSPA han sido transmitidos en la Unión Europea para buscar aliados y concienciar a las Instituciones que no se puede seguir ignorando este gran problema con una gran labor de presión, sumando apoyos y con las alegaciones presentadas para modificar el marco financiero, que pusieron a disposición de toda la sociedad para facilitar que otras entidades las pudiesen presentar.

“Queda trabajo: el año 2019 va a ser decisivo. En este año Europa fijará el marco de políticas y ayudas y España su estrategia nacional frente al reto demográfico. SSPA tiene un programa de trabajo destinado a que esta prioridad se materialice en recursos y medidas eficaces, que reviertan esta lacra como ya se ha conseguido hacer en otros territorios y como se debe hacer aquí”, concluye Bianchi.