Bruselas no incluye un fondo específico para luchar contra la despoblación en su propuesta para la política regional europea para el periodo 2021-2027. Sin embargo, el marco normativo propuesto deja un margen amplio para la negociación dentro de cada país acerca de dichas estrategias y fondos.

 

La propuesta de la Comisión Europea ha ignorado el desafío demográfico que afronta la Unión Europea, especialmente en lo que afecta a las zonas escasamente pobladas y con desventajas demográficas graves y permanentes.

No obstante, la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa confía en que el Estado pida explícitamente en las negociaciones que acaban de abrirse en la UE que se introduzca como objetivo común transversal en el presupuesto de la Unión Europea el desarrollo económico y social diversificado para las áreas rurales escasamente pobladas y que sufren desventajas demográficas graves y permanentes.

Para lograr este objetivo, la red SSPA ha pedido una reunión con el nuevo presidente del Gobierno para demandar al Gobierno español que se implique en este problema que afecta la mayoría del territorio rural español.  Además de pedir al nuevo Gobierno que demande explícitamente en las negociaciones la lucha contra la despoblación en las políticas, otro factor a debatir será el criterio de la baja densidad de población. Factor a tener en cuenta a la hora de asignar fondos adicionales a cada país.

Por esta razón, la red reclamará que el dinero, conseguido a través de este criterio, se dedique íntegramente a combatir la despoblación y los efectos negativos de la baja densidad de población en los territorios del interior de España donde se da esta situación.

En las cuentas europeas, sí que aparecen reflejados presupuestos para políticas encaminadas a favorecer la economía verde y la conectividad, el reforzamiento de los agentes y estrategias de desarrollo local o aquellas políticas que apuesten por la innovación, por lo que estos temas pueden representar una gran oportunidad para las provincias de Cuenca, Soria y Teruel si tanto el Estado como las respectivas comunidades autónomas se implican, elaborando programas operativos para la aplicación de fondos que den clara prioridad a la consecución de resultados en esas zonas despobladas, estableciendo cada comunidad autónoma estrategias que sigan las experiencias de éxito del caso escocés. La red SSPA va a continuar luchando, tanto a nivel europeo como nacional, para que se apliquen políticas que ayuden a paliar el reto demográfico de las Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa, fortaleciendo su base de apoyos para conseguir una mayor proyección pública.