Quiénes somos

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely Populated Areas, SSPA), nace fruto de la unión de la Confederación de Empresarios de Teruel (CEOE Teruel), la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) y la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE-CEPYME Cuenca).

El pasado 8 de noviembre de 2016 se firmó un convenio con el propósito de constituir un grupo de trabajo para luchar contra la despoblación y sus consecuencias en estas tres provincias españolas, que presentan los índices de población más bajos de toda España: menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado.

Para ello, la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) trabajará  por conseguir medidas legislativas y políticas encaminadas a revertir el proceso de despoblación, envejecimiento y fragilidad demográfica y económica que amenaza a estos territorios.

Las tres organizaciones empresariales se fijan como objetivo conseguir que en 2020 exista una política europea distinta para estas regiones escasamente pobladas.

Modelo a seguir

 

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA) pone el foco en el trabajo que se ha desarrollado en las regiones del norte de Suecia y Finlandia y, especialmente, en las Tierras Altas e Islas de Escocia (Highlands and Islands), donde con un enfoque y prácticas adecuadas han conseguido invertir un largo proceso de despoblación y abandono económico, aumentando la población, rejuveneciéndola y convirtiéndose en una de las regiones más innovadoras y dinámicas de la Unión Europea.

Lobby Europeo

 

Las Confederaciones de Empresarios de Teruel, Soria y Cuenca se han constituido como un lobby europeo (inscrito en el registro de transparencia de la Unión Europea), contra la despoblación, una problemática que también afecta a otros territorios de Europa, aparte de los nórdicos, como en algunas regiones de Croacia y Grecia.

Estas regiones despobladas del sur apenas habían recibido reconocimiento de su situación por parte de la Unión Europea hasta que entró en vigor en 2009 el Tratado de Lisboa, por lo que la red SSPA tratará de conseguir que la UE y los Estados miembros tengan en cuenta esta circunstancia y destinen el presupuesto oportuno de cara al próximo periodo de programación de los fondos europeos que arrancará en 2020.